Sara Biassu | SPACE GAMES en la revista DESCUBRIR EL ARTE
Sara Biassu | Artista Visual. Su trabajo artístico surge de la reflexión de su conciencia emocional y su necesidad de expresarse buscando la esencia de la vida y el significado de esta en cualquiera de sus aspectos, desarrollando plásticamente percepciones, recuerdos y sentimientos. En constante aprendizaje, presenta obras despojadas de accesorios superfluos, con un trabajo muy personal en constante evolución.
sara, biassu, subias, sara subias, sara biassu, artista, visual, artist, zaragoza, fuentes, ebro, fuentes de ebro, escultura, escultura zaragoza, exposicion, exhibition, pintura, arte, ceramica, ceramica zaragoza, españa, spain, visual artist,
23321
post-template-default,single,single-post,postid-23321,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

SPACE GAMES en la revista DESCUBRIR EL ARTE

SARA BIASSU: LA REPRESENTACIÓN DE LO INTANGIBLE

Bajo el título Space Games (Juegos espaciales), Sara Biassu (Zaragoza, 1980) presenta una exposición compuesta por una serie de obras en las que, en palabras de la directora de A Ciegas, Silvana Retamal, “el espacio pictórico y el de la propia galería está intervenido con objetos cotidianos y de ficción”, y que da como resultado una nueva realidad. Biassu, una artista multidisciplinar especializada en escultura cerámica, pero que también utiliza los medios audiovisuales y la pintura, así como otras disciplinas, entre las que destaca el grabado, establece en este trabajo un juego entre lo irónico y lo onírico, entre lo cotidiano y lo universal o entre la continuidad y la dispersión. A su vez, Biassu plantea un diálogo propio a partir de experiencias ajenas, pero también entre las propias obras porque se retroalimentan entre ellas, en un juego de contrarios en el que intervienen lo oscuro, lo inquietante y lo barroco frente a la sencillez. Si en cierta forma el trabajo de un artista no deja de ser autobiográfico, en el caso de Sara Biassu es palpable porque constituye un universo creativo a partir de las raíces familiares. Por ejemplo, In Aeternum (2014), una instalación dedicada a su padre, su familia (madre, padre, hermano y ella misma) está representada por cuatro esculturas de gres en forma de perro y, por encima de ellas, un grupo de marcos en porcelana. También utiliza fotos antiguas de la familia que transfiere al lienzo e interviene pictóricamente. Y en este juego de contrarios que hablábamos antes, en muchas de estas obras predominan los negros, como negra era la época que representan: la posguerra, encamada en esas fotos de niños en los colegios, donde Biassu habla del miedo o la alienación. En cambio, en otra serie el gran protagonista es el blanco, un color que representa la luz, la esperanza, y lo hace a través de una niña que “ha sido muy importante en su vida”, explica Silvana. En cualquier caso, ambas series son complementarias, de una gran belleza, fuerza y carga poética.

Artículo de Á.S.C.

Página 8 del Nº 243 de la edición en papel de la revista DESCUBRIR EL ARTE. Madrid, Mayo de 2019

No hay comentarios

Escribir un comentario